Cómodos detrás de dos escudos

Escudos protectores que usamos para no hacer frente a lo que tenemos que hacer

Seguramente te pasa que parece que encuentras mil cosas que hacer, menos lo que tienes que hacer.

Porque no te gusta, porque te da miedo, por mil razones terminas haciendo otra.

Ejemplo de no hacer frente a lo que debes hacer

¿Te acuerdas cuando había que estudiar y había mil cosas que hacer? Hasta recoger la cocina, limpiar la habitación hacer la compra te parecía mejor opción. De todo, menos lo que tienes que hacer.

¿Qué es procrastinar?

Podemos entrar en que esto es procrastinar, que es dilatar lo que tienes que hacer.

Pero en esta ocasión vamos a ir un poco más allá, que no es solo que no lo hagamos, además nos convencemos de que no es tan importante y es mejor hacerlo de otra forma, en vez de la forma en la que lo tenemos que hacer.

Así que te voy a decir formas en la que solemos refugiarnos y como están bien vistas, es un refugio cómodo y calentito donde se está muy bien para hacer las cosas que no tenemos que hacer.

Una de ellas es la formación, sí es correcto, leíste bien LA FORMACIÓN.

Incluso nuestra CEO María Gutiérrez en ocasiones ha estado en este refugio, te invito a que conozcas en detalle todo sobre esto en el e video que te dejamos en la parte superior de este post.

>
×

Hola!

¿Cómo podemos ayudarte?

× Ayuda