Decretos de abundancia para buscar trabajo

Este vídeo tiene por objetivo entrenar tu subconsciente para conseguir el trabajo que quieres y que te mereces.

Te recomiendo utilizar auriculares para una mejor experiencia.

Escucha estas afirmaciones positivas todos los días al menos durante un mes, para que tu subconsciente las incorpore totalmente. 

Tengo el talento necesario para conseguir el trabajo que deseo.

Me merezco el trabajo que deseo.

Los demás ven el talento que hay en mí.

Tengo claras cuáles son mis fortalezas.

Sé exactamente qué me diferencia de los demás.

Los demás se acuerdan de mí cuando oyen ciertas palabras relacionadas con mi trabajo y con mi talento.

Cuando hablo, las demás personas me escuchan.

Escucho a los demás para saber cómo puedo ayudarles.

Sé que, al ayudar a los demás, me estoy ayudando a mí.

Conseguir el trabajo que quiero y que me merezco es muy fácil para mí.

Soy la persona que siempre he querido ser.

Tengo claras cuáles son mis rocas.

Me pagan por hacer lo que mejor se me da hacer.

He nacido para hacer ésto.

El mundo es un lugar abundante para todos.

Los demás se merecen que yo llegue a mi potencial, pues así podré aportar valor a sus vidas.

Elijo cuál es mi trabajo.

Elijo cómo y dónde trabajar.

Elijo con quién quiero trabajar.

Las personas con las que trabajo reconocen mi talento.

Yo reconozco cuáles son mis fortalezas y trabajo en ellas cada día.

Mis talentos son reconocidos por los demás.

Trabajo en armonía con los demás.

En el trabajo, sé que lo importante es aportar el máximo valor posible a los demás.

Trabajo en un lugar con un ambiente estupendo.

Mis valores encajan con los valores de los demás en donde trabajo.

Sé cuáles son mis valores y actúo acorde a ellos.

Me gusta trabajar en lo que he elegido.

Mis rocas son inamovibles.

Yo soy la persona que más aporta en el trabajo, y no pido más a cambio.

Sé que los demás ven mi talento, y yo veo el suyo.

Presto atención a las personas que tengo alrededor. 

Escucho atentamente a los demás.

Hago saber a los demás qué busco, pero no les pido nada.

Esto no va de pedir, va de dar.

Pero sé recibir con alegría y agradecimiento.

Detecto oportunidades de mejora y las aprovecho para aportar valor a los demás.

Me valoran por lo que soy.

Me siento bien con las personas con las que trabajo.

Consigo mis objetivos financieros.

En las negociaciones, siempre consigo el salario que merezco.

Respeto a las personas que me rodean.

Presto atención a las señales que emiten los demás sobre lo que necesitan.

Sé decir cuando aporta y callar cuando no aporta.

Los demás tienen mi respeto, y yo el suyo.

Siempre recibo lo mejor de la vida.

Entiendo que mi vida es toda una.

Soy el profesional que siempre he querido ser.

Me dedico a lo que me emociona.

Soy capaz de elegir lo mejor para mí y para los demás a la vez.

Las personas notan mi autoconfianza y confían.

Manifiesto éxito, riqueza y abundancia.

Continuamente otras personas me ofrecen oportunidades laborales.

Los demás prestan atención a lo que necesito y me ayudan a conseguirlo.

Sé que lo que tengo que hacer es dar desinteresadamente.

Sé lo que valgo, por lo que no me cuesta negociar.

Soy pura autenticidad.

Desde el primer día de trabajo, sé que estoy en el lugar donde tengo que estar.

Tomo decisiones con confianza y aplomo.

Las otras personas admiran lo claro que tengo las cosas.

Los demás se preguntan cómo hago para siempre conseguir lo que deseo.

Ven mi generosidad.

Saben que estoy ahí para ellos. Y recibo lo mismo.

Recibo lo que merezco en todas las formas: bienestar, salud, relaciones y dinero.

Sé que la acción es el puente entre el interior y el exterior.

Cuando quiero algo, voy a por ello.

Visualizo perfectamente cómo quiero estar dentro de un tiempo.

Mi dirección profesional ésta clara. Sé escuchar a mi brújula interna.

Aporto mucho a las demás personas, por eso quieren que trabaje con ellas.

Cuando hablo con una persona, le escucho y le comprendo.

Presto atención a los demás.

Soy capaz de dar sin pedir nada a cambio.

Soy capaz de recibir de los demás.

Doy gracias por ser quién soy.

Me gusta cómo soy.

Me gusta lo que soy capaz de hacer.

Me gusta lo que hago.

Mi meta es desarrollar mi potencial en la vida.

Entiendo que mi vida personal y profesional están unidas.

Acepto a los demás como son.

Elijo mi vida.

Elijo mi trabajo.

Elijo mi desarrollar mi potencial.

Elijo ser feliz.

>
×

Hola!

¿Cómo podemos ayudarte?

× Ayuda